Home / Prensa / Constructores piden mayor participación
Constructores piden mayor participación
Jueves, 17 de Marzo de 2011 00:00

Los representantes de la Cámara Dominicana de la Construcción (Cadocon) denunciaron ayer que los pequeños y medianos constructores no han sido partícipes de los programas de obras estatales, y explicaron que la falta de una política de viviendas, más la multiplicidad de instituciones que hacen lo mismo en el Estado, disminuyen el dinamismo del sector.

El presidente de Cadocon, Diego de Moya Canaán; el primer vicepresidente Cristian Maluff y Cristian Ciccone, segundo vicepresidente, participaron ayer en el encuentro LISTÍN DIARIO en la Globalización que dos veces al mes organiza el economista Juan Guiliani.

No obstante a la situación, los constructores consideraron loables las iniciativas realizadas, pero recordaron que la construcción es un mecanismo directo de incentivo a la economía porque genera empleos y  hacer fluir el dinero, pero para ser efectivo necesita ser amplio.

“El gobierno se descuidó con eso. No distribuyó el trabajo y los dejó concentrar. Ahora hay una gran cantidad de pequeñas y medianas empresas que han tenido que cerrar”, explicó Ciccone, vicepresidente de la institución.

Sugerencia
Maluff agregó que un problema de contratar empresas extranjeras para que  construyan grandes obras es que algunas son financiadas a través de bancos de desarrollo, cuya finalidad es fomentar la exportación de  bienes y servicios del país origen de la compañía, lo que implica que su cuerpo técnico en su gran mayoría será también extranjero.

Según sugirió, una forma de evitar la centralización es establecer un  límite, una cantidad tope de obras que una misma empresa puede ejecutar fuera de las cláusulas establecidas en la licitación o concurso a través del cual se busca optar por la edificación.

Política de viviendas
Días después de que la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley para el Desarrollo de Mercado Hipotecario, los representantes de la Cadocon instaron a las autoridades a desarrollar una política de viviendas que esté coordinada por una sola entidad que agrupe los esfuerzos de construcción y los que buscan aminorar el déficit de viviendas. Para esto recomendaron crear un Consejo Nacional de Viviendas integrado por empresarios, gobierno y trabajadores, de manera que no se cree otra instancia que abulte más la nómina estatal. Declararon que la falta de coordinación se refleja en los programas de instituciones estatales como el Instituto Nacional de la Vivienda (Invi), que construye torres en la avenida Luperón, cuando su vocación real es crear casas con fines sociales.

“Ese problema es un producto precisamente de que no hay una normativa en lo que respecta a la vivienda”, dijo Maluff.

Memoria
Si las autoridades fuesen más receptivas y escucharan más la demanda de los sectores habría menos problemas.

Diego de Moya, presidente de la Cadocon, rememoró que en el gobierno del presidente Antonio Gúzman fue cuando los contructores tuvieron su mayor no obstante a que en una reunión, el mandatario les explicó que sus prioriades serían la agricultura y mantener los programas que el país ya tenía desarrollados, sin embargo, conocido el plan ellos pudieron adaptarse y ser más efectivos, indicó el miembro de cabellos plateados.

POR EFECTOS
Rememorando las medidas que tomó el gobierno para enfrentar la crisis internacional del 2008, los directivos de la Cadocon explicaron que la liberación del encaje legal hecha por el Banco Central tuvo una diferencia positiva en el sector porque aumentó de forma considerable la cantidad de dinero que la banca comercial  pudo prestar para el desarrollo de viviendas.

Según los datos descritos en el 2010 hubo  RD$37,000 millones en préstamos, 89% instrumentado a través de la banca múltiple y el resto por asociaciones de préstamos Observaron que en la medida en que se redujeron las tasas, aumentó la cantidad de personas que podía aplicar a los programas. Asimismo, instaron al gobernador del Banco Central a continuar dando seguimiento a las medidas, especialmente en lo que tiene que ver con los préstamos interinos y con evitar que el incremento de las tasas de interés relenticen el efecto dinamizador.

 

Fuente / Listín Diario / Economí y Negocios / Rainer Maldonado

 
Antonio P. Haché & Co., 2017 Todos los Derechos Reservados | Diseño y Desarrollo VIB Interactiva